Manuel Moreno arrasa entre figuras

Manuel Moreno cuaja una tarde inolvidable con cuatro orejas y un rabo. Dos paseó Ginés Cartagena. Una se llevó el jerezano Fermín Bohórquez. 

 

La tarde de San Cristobal de Entreviñas tiene un nombre propio Manuel Moreno. El sevillano arrasó literalmente en una entretenida tarde de rejones. Su toreo a caballo resultó de un altísimo nivel tomando forma con una cuadra de igual altura. Manuel Moreno con este importante triunfo, sigue demostrando su enorme proyección para alcanzar los puestos de las figuras. La dimensión alcanzada ha causado un gran impacto por la importancia del cartel y por los argumentos ofrecidos a los buenos aficionados zamoranos. 

Manuel Moreno. Sensacional desde el inicio. Paró doblándose en un palmo de terreno con Camarón. Con Ferrari formó un auténtico lío toreando de costado y yendo de frente al toro. Con Jerez siguió la misma tónica de la faena, cumbre en todo momento. Perdió el rabo por pinchar en su primer intento. Dos orejas. Con el cierraplaza, Manuel Moreno, estuvo cumbre nuevamente. Rabo ante el sexto. Esta vez brilló con Vizir, que estuvo sensacional al quiebro. Pasaportó al astado con un rejón fulminante.  

Fermín Bohórquez. Oreja tras una actuación clásica ante el primero de la tarde, destacó con buenos pares con Brasil y con Lío. Calentó aún más al público con pares a dos manos con Melero. Mató de rejón algo caído, por lo que no tuvo mayor premio. Con el cuarto, Fermín Bohórquez resultó silenciado por haber fallado con los aceros. A pesar de ello, estuvo muy bien con Melero en banderillas. 

Ginés Cartagena. Realizó el característico rejoneo de su padre. Alegre y con sello personal. Perdió trofeo por los aceros. Silencio. Al quinto, Ginés Cartagena, le cortó las dos orejas en una actuación muy entonada. Buen ejemplar de El Madroñal. Estuvo a buen nivel con Brillante, un caballo con mucho corazón. Mató de rejonazo. 

 

 

FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de toros de San Cristobal de Entreviñas. (Zamora)

Lleno en tarde calurosa. Astados de El Madroñal de buen comportamiento.

Fermín Bohórquez. Oreja y silencio. 

Ginés Cartagena. Silencio y dos orejas.

Manuel Moreno. Dos orejas y dos orejas y rabo.