Manuel Moreno se impone en Torremolinos

Un festejo de rejones para José Antonio Mancebo y Manuel Moreno que se enfrentaran a astados de Aguadulce. A la postre, muy complicados y difíciles que embestían por delante de las cabalgaduras y esperan para arrancase de forma violenta. Festejo mano a mano, que terminó con los dos rejoneadores por la Puerta Grande.

Tanto el malagueño Mancebo, como el sevillano Moreno dejaron patente conceptos bien distintos. José Antonio estuvo voluntarioso ante su lote, mientras Manuel se mostró con un rejoneo de alto nivel sustentado en la raza y el buen hacer.  Cierto que empataron en orejas pero sin duda que Manuel Moreno dejó ver que está preparado para el gran circuito por cuadra y concepto.

El sevillano realizó un rejoneo de alta nota y exposición ante el segundo de la terde, un animal muy difícil. Se emplazaba el de Aguadulce esperando mucho al caballero y además se metía por delante en cada embroque. Montó a Camarón de salida. Ferrari y Jerez en banderillas en un tercio donde todo lo hizo Moreno, llegándole al máximo a su astado. Finalizó su brillante labor con Vino en un carrusel volcado en todo el lomo. Oreja. El cierraplaza fue otro astado muy complicado. El sexto pegaba arreones y se metía por delante en cada embestida. Moreno volvió a brillar con una cuadra torera y valiente. Rejoneo clásico y enrazado a la vez. Duque de salida para un sólo rejón. Vivir y sobre todo Camarón protagonizaron un tercio de banderillas muy torero y vistoso. El de Herrera (Sevilla) arriesgó mostrando valor y mucho conocimiento. Montó a Vino al final y dejó un rejonazo. Oreja a buen rejoneo y a la raza del sevillano. 

Por su parte, José Antonio Mancebo, se enfrentó a un astado complicado, pupilo de Aguadulce que salió sin celo y marcando mansedumbre. Mancebo tiró de voluntad y estuvo entregado, poniendo toda la transmisión que le faltó a su oponente. Oreja. El tercero de la tarde resultó igual de complicado como sus hermanos anteriores. Con él, Mancebo puso nuevamente un rejoneo entrega para sobreponerse a todas las dificultades de su segundo astado. El malagueño estuvo porfión en cada encuentro por la negativa a acometer del tercero. Hubo momentos más  lúcidos, con otros más trabados,  pero en conjunto por encima de su astado. Oreja al tesón.

 

FICHA DEL FESTEJO

 

Plaza de toros de Torremolinos, un cuarto de plaza.

Astados de Aguadulce, muy complicados y difíciles.

José Antonio Mancebo: oreja y oreja.

Manuel Moreno: oreja y oreja.