Manuel Moreno corta un rabo a un novillo de vuelta

Plaza de toros de Montellano / Sevilla. Corrida de rejones con casi tres cuartos de entrada. Festejo benéfico para la romería de San Isidro labrador.

Toros de Prieto de la Cal, de gran juego en general. Premiados con la vuelta al ruedo 3º y 6º. Nº 33, ‘Novatón’, jabonero y Nº 20, ‘Vinatero’, jabonero

Fermín Bohórquez, dos orejas y silencio, 

Andrés Romero, dos orejas y dos orejas. 

Manuel Moreno, dos orejas y rabo y dos orejas.

 

Gran tarde la vivida hoy en la localidad sevillana de Montellano. Festejo que resultó memorable por la buena corrida de Prieto de Cal –tercero y sexto de vuelta al ruedo- y por las brillantes actuaciones de los caballeros rejoneadores. Manuel Moreno, el más joven del cartel, resultó el triunfador numérico de la jornada con cuatro orejas y un rabo. Por su parte Andrés Romero, cortó cuatro apéndices y dos Fermín Bohórquez en el abreplaza. Al final, Puerta Grande para la terna y también para el mayoral de la ganadería que pasta en La Ruíza.

El jerezano Fermín Bohórquez se encontró con un buen ejemplar de Prieto de la Cal que abrió plaza. Un astado que tuvo duración y raza hasta el final. Fermín fiel a su estilo, brilló en todos los tercios y sobresalió al torear sin clavar. Se dejó ver  ofreciendo los pechos y con elegancia torera la grupa. Actuación conjuntada donde los pares a dos manos recordaron a maestros de otra época. Dos orejas a pesar de dos rejones de muerte. Inédito quedó Fermín Bohórquez ante el cuarto astado que se lastimó nada más salir al ruedo y hubo que apuntillarlo. Sin calificar.

Demostró Andrés Romero un gran nivel ante un ejemplar colaborador. Andrés puso la conjunción perfecta para transmitir lo que le faltaba a su astado. Se adornó cuando fue necesario pero siempre se fue de frente hacia su oponente. Los quiebros a escasos metros unidos a la buena reunión hicieron una obra bellísima. Torería y alegría bien entrelazadas. Finalizó con un rejonazo que tiró al toro sin puntilla. Dos orejas a sus manos. Entregada actuación de Romero ante un astado reservón que ayudó poco y que fue tardo en el embroque, el quinto. Todo lo hizo Andrés con mucha verdad y se la jugó en varias ocasiones. Arriesgó mucho para llegarle a su oponente que siempre esperó a que se metiera en su terreno. Romero lució su buena cuadra e interpretó un rejoneo enrazado para imponerse de principio a fin. Rejón, descabello y dos orejas trabajas al buen hacer.

Soberbia actuación del sevillano Manuel Moreno. Dos orejas y rabo ante un toro premiado con la vuelta al ruedo. Bravo astado de La Ruíza que fue toreado a caballo con una gran capacidad por parte de Moreno. Soñó el rejoneo ante un público entregado y un astado repetidor. Los quiebros a poquísimos metros, cites y pares en el tercio de banderillas fueron todo un clamor de alto rejoneo. El joven rejoneador hizo las cosas puras y se sintió en todo su altísimo quehacer. Rejonazo en todo lo alto para firmar una extraordinaria labor. Otra sensacional actuación, ante el encastado que cerró plaza. A Manuel se le vio disfrutar en todo lo que hizo, luciendo unos caballos muy preparados. Su cuadra y su rejoneo están listos para mayores compromisos y es que así, lo volvió a demostrar ante otro bravo de Prieto de la Cal que también se llevó los honores de la vuelta al ruedo póstuma. El de Herrera (Sevilla) se fue de frente, cuarteando al pitón contrario para salir torero por el inverso. Labor al alza en todos los tercios y compartiendo banderillas con Fermín. Bellísimo pasaje entre ambos con alta escuela en sus caballos y nunca sin coger ventajas ante el sexto. Moreno finalizó con un apretado carrusel de cortas  muy aplaudido. Rejón arriba,  descabello y dos orejas para el joven sevillano.