Tarde de Fiesta a caballo


Más de tres cuartos de plaza, en tarde primaveral, en la que cinco rejoneadores y el novillero Mario Diéguez mostraron un gran nivel.

Gran nivel en un festejo de rejones que se abrió a pie con el novillero local Mario Dieguez. Los caballeros realizan distintos conceptos y todos se impusieron a las dificultades de los astados de Roque Jiménez. El de a pie fue de Torrehandilla.

Abrió plaza el novillero con picadores local Mario Dieguez ante un astado de Torrehandilla de embestida desclasada y desigual. Mario lo lanceó con buen garbo y buen gusto. Brindó al público y Manolo Corona, una faena que resultó con aires sevillanos y un acusado sello personal. Dos orejas y rabo.


El jerezano Fermín Bohórquez realizó una buena labor. Demostró que la veteranía y la madurez han alcanzado el pozo del regusto. Muy buenos pares a una y dos manos y rejonazo muy certero. Dos orejas y rabo. El astado de Roque Jiménez, manejable pero justo de raza.


Juan Manuel Cordero ha estropeado con los aceros una notable faena. El rejoneador se esforzó en agradar conjugando varios estilos ante un novillo deslucido. Dos orejas.


Leonardo Hernández estuvo a gran nivel. Muy enrrazado en su actuación desde el principio con vistosidad y alegría. El público se metió en su labor y el caballero fue a más. Dos y rabo ante el mejor astado de la tarde.


Andrés Romero también brillo a gran altura. Demostró con un rejoneo de máximo nivel y le sacó todo lo que tenía a su oponente, que no era agradecido.  El onubense siempre fiel a su estilo y personalidad fue todo entrega. Sobresalió en un gran tercio de banderillas y un certero rejonazo. Su labor subió de tono el nivel. Dos orejas y rabo.


Manuel Moreno apostó con todo desde que salió al ruedo ante el peor astado del encierro. Un toro siempre buscando tablas y muy aquerenciado con el que Moreno se la jugó en más de una ocasión. El sevillano demostró que está preparado para el gran circuito por su gran crecimiento. Rejoneo del bueno y en conexción con el respetable. Dos orejas, tremenda petición de rabo y bronca al usía.