Tres cuartos de plaza.
 
Astados de Alcurrucén, enrrazados y de buen juego.
 
Raúl Martín Burgos, dos orejas; y dos orejas y rabo.
Manuel Moreno, oreja; y dos y rabo.
 
Raúl Martín Burgos y Manuel Moreno protagonizaron un interesante mano a mano junto con los encastados de Alcurrucén. Ambos con conceptos muy distintos y personales, estuvieron entregados e hicieron las delicias del respetable