Cuatro vueltas al ruedo en una corrida a la portuguesa. Miguel Moura y Ginés Cartagena Hijo, dos vueltas cada uno.

El sevillano Manuel Moreno formó un lío en Francia, donde dio cuatro vueltas al ruedo en una actuación apoteósica dentro de la corrida a la portuguesa. Marcó la diferencia ante el tercero de la noche con un rejoneo de alta escuela. Sus caballos hicieron junto al joven caballero las delicias un respetable entregado. Siempre buscó la reunión en los medios y clavó arriba en cada encuentro. Lo llevó cosido a la grupa desde el inicio. Se metió por dentro, batidas a corta distancia, galope de costado y en definitiva, aroma de rejoneo caro ante un toro que marcó a rajarse durante su lidia, dando posteriormente dos vueltas al ruedo.

Redondeó ante el sexto una actuación muy sobresaliente, reafirmando así el triunfo del toro anterior. Se enfrentó a un toro que envestía a arreones, sin embargo mantuvo un buen ritmo al seguir las cabalgaduras. Manuel conjuntó la raza, con la pureza de lo clásico. Se metió a Bayona en el bolsillo. El rejoneo surgió tan natural como bello. Demostrando que su cuadra alcanza grandes cotas, por ejemplo con Ferrari. Dos clamorosas vueltas al ruedo

En el primero Miguel Moura dejó dos rejones a un toro enrrazado. El tercio de banderillas fue correcto puesto que algún jaco le planteo problemas. Lo mejor las cortas a una mano antes de dar la vuelta al ruedo. Durante el tercer toro apareció un fuerte aguacero que se disipó en el cuarto. Miguel Moura estuvo más entonado que en abreplaza. Su labor, marcada por un rejoneo clásico con buena reunión. El tercio de banderillas tuvo un buen conjunto. El toro ayudó al espectáculo aunque también quiso rajarse. Dio la vuelta al ruedo.

En el segundo a Ginés Cartagena hijo le tocó en suerte un toro que se metía por delante y distraído en el primer tercio. Ginés tiró de un toreo que conectó con el respetable pronto. Alegría y adornos como el teléfono y cortas al violín que gustaron mucho. Otra vez los forcados de Santarem muy bien. Cartagena anduvo, en su segundo, en la línea del toro anterior. Rejoneo vistoso de perfecta unión con el público. Fusionó todo tipo de recursos ante el manejable quinto. Buscó el lucimiento y la efectividad y dio otra vuelta al ruedo.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Bayona. Media plaza. Festejo nocturo a la portuguesa.

Toros de Laget, bien presentados y desiguales de juego.

Miguel Moura, vuelta al ruedo en ambos.

Ginés Cartagena, vuelta al ruedo en ambos.

Manuel Moreno, dos vueltas al ruedo en ambos.