PARAR

Al recibir al toro me gusta doblarme mucho él, llevándole lo más cerca posible y haciendo círculos los más corto posible. Para clavar el rejón de castigo, me gusta ir de verdad, ir de frente hacia el toro y darle los pechos del caballo en todo momento.

     

QUIEBRO

Esta es una suerte que me llena mucho. La ejecuto lo más ajustada posible, siempre de verdad. Le echo el caballo para el otro lado para provocar que el toro se arranque, luego salgo y clavo al estribo por el lado contrario al que quiebro.

     

BATIR A PITÓN CONTRARIO

Me gusta mucho la ejecución de esta suerte. Hay que ir de frente, cargar la suerte, como en el toreo a pie. Metiéndose muchas veces en terrenos comprometidos y salir clavando siempre al estribo.

     

ADORNOS

Consiste en adornar la faena con alardes. Los que más suelo emplear en las faenas son: el balanceo para citar al toro, es el baile del caballo de un lado a otro; tierra tierra, citar yendo derecho al toro haciendo pequeñas elevadas provocando su acometida; cambio de tranco, paso español, poner al caballo de rodillas...

     

CORTAS

A mi me gusta ponerlas con ligazón, una y después la otra, sin abrirme demasiado. Con esta suerte estás rematando la faena, por tanto no hay que dejar tiempo muertos entre una y otra.

     

ÚLTIMO TERCIO

Esta es la suerte que te da o te quita el triunfo, que con las suertes anteriores has ido ganando. Hay que ejecutarla con un caballo muy templado que se deje llegar mucho a los toros. A mi me gusta llevarla a cabo clavando el rejon de muerte en el estribo.